El plan

Ir a cenar fuera puede ser complicado, sobre todo si hemos sido agraciados con unos niños inquietos (si es que lo hay que no lo sean) que no aguantan ni un minuto tranquilos sin que pasen cosas interesantes ante sus ojos. Cuando estamos de buen humor a esto lo llamamos curiosidad, tener inquietudes, ganas de vivir, un saber disfrutar la vida… y en momentos en que estamos hasta la coronilla, lo llamamos, simplemente, marear la perdiz, fastidiar y otras cosas que no nombraremos aquí porque esta es una página decente (lo estás pensando, no lo niegues).

Por suerte, hay ofertas para todos los gustos y necesidades y los dueños de los restaurantes también son a veces padres, tíos o vecinos de niños que piden a gritos que se les escuche y se tengan en cuenta sus necesidades.

Así que, tenéis varias opciones, o salir con un baúl lleno de juegos preparado para que el peque se entretenga si tardan en traer los entrantes o buscar restaurantes que les da justo lo que necesitan. Más fácil lo segundo, ¿no? Os hacemos una recopilación de sitios donde encontraréis puntos interesantes. A ver cuál encaja con vuestro peque:

Enigmatium: está en 4 ciudades de España (Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao). En el de Madrid, por ejemplo, el juego empieza antes de ir porque no sabréis ni siquiera dónde se encuentra… es un enigmatium… ¡Tendréis que buscarlo siguiendo unas pistas! Vamos, que antes incluso de ir el juego ya ha comenzado… Y  a partir de aquí, todo sigue en la misma tónica. Una vez allí, 3 horas de espectáculo con actores, magia y mucha diversión. Los peques no perderán detalle y vosotros… ¡tampoco!
 

Restaurante El Latigazo: Con comida con la que os chuparéis los dedos, grandes salones… ¡y una zona infantil genial y espectáculos todos los fines de semana! Uno de sus grandes eventos para niños es Animalia, eventazo que reúne un montón de animales que los niños pueden ver y hasta tocar. Otros días, payasos, animación, magia… y mientras los niños se divierten, los padres disfrutan de una sobremesa. No se puede pedir mucho más, ¿no?
 

Rómulo y Remo: dentro del parque temático MiniRoma, ambientado en la antigua Roma y situado en Yeles, Toledo, podéis disfrutar de una bacanal propia de los mismísimos emperadores. Bueno, no hace falta ponerse de comida hasta las orejas, pero sí tener muchas ganas de pasarlo bien porque hay dos propuestas que les encantarán a los peques. A mediodía, degustando un menú barbacoa participaréis en la actividad La Batalla de los Dioses. Es decir, podréis comer, cantar y bailar divertidas coreografías. Si sois más de misterio, podéis participar en La Noche Mágica en la que, durante la cena, podréis participar en la resolución de un enigma y, al final, disfrutar de un espectáculo de magia.  
 

Observatori Fabra: una cena viendo las estrellas en el Observatori de Barcelona os espera. La cena se completa con una visita al Museo, la sala de principios del siglo XX y un gran telescopio. Podréis conocer constelaciones lejanas y disfrutar con una charla sobre astronomía. El plan está abierto a menores de edad, pero no está diseñado específicamente para ellos así que… ¡os toca valorar si lo pasarán bien teniendo en cuenta temática y horarios! Que para esos sois las personas que mejor les conocen en el mundo… Si no es así, preguntad el lunes a sus amigos del cole a ver si les parece un buen plan, aunque corréis el riesgo de que se apunten unos cuantos. 

Restaurante El Latigazo

Enigmatium, (Madrid)

Miniroma (Toledo)

Cena en Observatori Fabra (Barcelona).

Planes recomendados por Diana Martín, directora de Mamá tiene un Plan.

4

0 Opiniones

  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1

Valora el plan

Cuentin Naranjino de TriNa

Zergio de TriNa

Oooppppsss. Hemos hecho algo mal. Inténtalo de nuevo más tarde cuando se tranquilicen las frutas.

Gracias por darnos tu opinión. Seguro le resultará muy valiosa al resto.

Fran de la Huerta de TriNa