El plan

Sabemos que sois como hormiguitas que vais ahorrando céntimo a céntimo sin olvidar uno, que no os gusta derrochar, que todo lo que podéis acaba en la cuenta de los niños “para un futuro más tranquilo”. Que si, que lo sabemos… ¡nadie lo duda! Pero también sabemos, reconocedlo, que os mola tiraros a la bartola, descansar, que un todo incluido no le viene mal a nadie y unas vacaciones… ¡qué haríais por unas vacaciones geniales, de esas de dejar la maleta y olvidaros… y disfrutar!  A nadie le amarga un dulce y este dulce que os contamos es muy, pero que muy sabroso: un crucero con los peques.

Si a vuestros hijos les emociona ir unos días a un hotel, crear en la habitación su pequeña casita, colocar sus juguetes por todas partes (pero por todas, encima de cada mesita… paciencia, lo hacen todos)… imaginad lo que puede ser que esa pequeña casita, y su ciudad y su parque estén dentro de un mismo espacio, en un barco que tan pronto ofrece una vista de una ciudad maravillosa como una familia de delfines que avistar desde proa.

Los cruceros son planes ideales para ir con niños por muchos motivos. Os contamos algunas de las grandes ventajas:

  1. Ya os lo adelantábamos: lanzan al niño al juego desde el minuto cero. En cuanto ponga un pie en el barco ya estará inventando historias.
  2. Es una forma comodísima de visitar nuevas ciudades: sin coche, sin cargar maletas, sin trenes que tomar y niños a los que poner cinturones de seguridad. El viaje en sí mismo es parte de la aventura, parte del disfrute de las vacaciones.
  3. Los cruceros suelen tener todo incluido y eso mola. Nada como pedir una piña colada para ti y un TriNa para los niños sin tener que llevar la cartera en el bolsillo.
  4. Hay muchas actividades para los peques: los cruceros se han establecido como un tipo de vacaciones ideal para familias y, en la pequeña-gran ciudad que es el barco, los niños tienen sus espacios reservados: piscina, zonas de juego, actividades de animación… y para vosotros, jacuzzi, solarium, gimnasio… ¡Ay, qué ganas de irnos de crucero, por favor!
  5. De vuelta al hotel, siempre encontraréis el camino. Este hotel es fácil de localizar. “¿El puerto, por favor?”… ¡y ya estáis allí!

El itinerario será: Barcelona- Olbia (Cerdeña)- Nápoles- Roma (Civitavecchia)- Florencia/Pisa (Livorno)- Provence (Toulon)- Barcelona.

Planes recomendados por Diana Martín, directora de Mamá tiene un Plan.

4

0 Opiniones

  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1

Valora el plan

Cuentin Naranjino de TriNa

Zergio de TriNa

Oooppppsss. Hemos hecho algo mal. Inténtalo de nuevo más tarde cuando se tranquilicen las frutas.

Gracias por darnos tu opinión. Seguro le resultará muy valiosa al resto.

Fran de la Huerta de TriNa